Consejos de Douglas Leone para start-ups y emprendedores

sequoia capital logo

Douglas Leone es managing partner en Sequoia Capital desde el año 1993, fondo de Venture Capital al que se unió en el año 1988 después de haber pasado por empresas como Sun Microsystems y Hewlett-Packard. A finales del pasado mes de Noviembre, Douglas Leone participó en el “View From the Top talks” – uno de los eventos anuales más relevantes que se celebran en la Stanford Graduate School of Business (GSB) – donde aprovechó para compartir su visión y consejos en lo que a start-ups y emprendedores se refiere tras más de cuatro décadas trabajando e invirtiendo en productos tecnológicos.

  • Lo normal para un producto realmente disruptivo en una industria concreta es hacerse con un 70% del mercado. Bajo esta premisa es importante explicar con detenimiento y con cierto grado de detalle el tamaño y las características del mercado que se está “atacando”, en lugar de mostrar media slide con datos encontrados en un informe de Forrester sin explicación adicional seguidos de 20+ slides de producto.
  • Emprender es una aventura que no debe emprenderse en solitario. A la hora de presentar un producto a inversores, mucho cuidado con los “yo, yo, yo” en lugar de los “nosotros”. Estos pequeños detalles marcan la diferencia y dicen mucho sobre el equipo que forma la start-up. Mucho cuidado también con la distribución de equity, que debe reflejar la aportación de cada uno de los fundadores a la empresa. En según qué ocasiones, puede que una distribución equitativa no se ajuste a la realidad de la start-up.
  • Lo comentaba de pasada en el artículo anterior: hay que ser inteligente a la hora de buscar capital privado. Es difícil resistirse a la tentación de “levantar” mucho capital (en caso de que esté disponible) y de que cuanto antes, mejor. Mucho capital puede suponer tener que desprenderse de demasiado equity en un momento en el que no es necesario. Además, la financiación lleva asociada la consecución de una serie de objetivos tangibles. Desde el punto de vista de Douglas Leone, lo ideal es conseguir capital, mostrar resultado, volver a buscar capital, y así sucesivamente.
  • Y por último, cerciorarse de que el producto soluciona un problema real. Zappos comenzó cuando su fundador no consiguió encontrar un par de zapatos. WhatsApp fue la respuesta a un problema de envío de mensajes “de bajo coste” (comparado con el precio de los SMSs). Los ejemplos hablan por sí solos.

No conocía tantos detalles de Douglas Leone, pero una persona que lleva más de 4 décadas en la industria como inversor activo, es sin duda una de las personas a seguir muy de cerca.