Skylanders, juegos entre el mundo virtual y el mundo real

Que Microsoft siga apostando por Kinect es algo que a estas alturas ya no sorprende a nadie. Y es que Kinect, ese cacharrito que se enchufa a la Xbox 360 por el puerto USB y que detecta nuestros movimientos y nuestra voz, ha supuesto un salto cualitativo en lo que a interacción entre el mundo real y el mundo virtual se refiere. Vale que los primeros juegos fueran casi pruebas de concepto con bailes y poco más, pero ya se empiezan a ver nuevas aplicaciones que empiezan a ser interesantes para los heavy-users adictos a las consolas. Poder ejecutar los “gritos de dragón” de Skyrim con tu propia voz, sin necesidad del mando, es algo que sumerge todavía más al personaje en el juego.

Skylanders horizontal

Siguiendo esta línea de interacción entre el mundo real y el mundo virtual, hace no mucho me encontré con un juego que no conocía, pero que me llamó la atención (y mucho): Skylanders: Spyro’s Adventure. El juego fue lanzado en octubre de 2011 y está enfocado a un perfil infantil de jugador. El argumento tampoco es que rebose originalidad: un mundo por explorar, luchar contra diversas criaturas, coleccionar tesoros e ir superando puzzles y pruebas en forma de misiones hasta poder enfrentarte con Kaos, el líder de las fuerzas enemigas.

Sin embargo el argumento es lo de menos. Lo realmente interesante es que puedes utilizar distintos personajes que se corresponden con diferentes figuras del mundo real. Cada figura se corresponde con un personaje diferente que posee unas habilidades concretas que permiten abrir diferentes secciones del mapa. Una figura por ejemplo utiliza un ataque de fuego mientras que otra utiliza un ataque de hielo. Para saber qué personaje deseas utilizar, debes situarlo encima del “Portal del Poder”, que es otro cacharro que se conecta a la Xbox 360 por el puerto USB.

Skylanders

No es que sea target de este tipo de juegos, e incluso puede llegar a ser complicado entender por qué un usuario necesita comprarse una figurita real para extender el juego (puede llegar a verse como un sacacuartos), pero me parece un modelo innovador e interesante que tratar de explorar nuevas líneas de interacción entre el mundo real y el virtual en torno al mundo del entretenimiento. Además, las figuritas están bien trabajadas e incluso los niños pueden jugar con ellas sin utilizar la consola.

Más información en la web oficial de Skylanders.