Reflexiones sobre “el fin de la web” en Internet

Mucho se está hablando del artículo en el que Wired pronosticaba el fin de la web siendo poco a poco sustituida por otros servicios digitales. Antes de entrar a valorar cuál es el futuro de Internet, merece la pena una pequeña reflexión sobre los datos. Partimos de que los datos obtenidos por Cisco están directamente relacionados con el tráfico de datos (que sea de Estados Unidos puede ser extrapolable a Europa).

tráfico Internet

Está claro que el crecimiento del video desde mediados de la última década es exponencial, siendo la compra de YouTube por parte de Google el detonante de este crecimiento. La tecnología se puso al servicio de los usuarios, y éstos respondieron, convirtiéndose cada usuario de Internet en un potencial generador de contenido. Este mix tecnología-usuarios lo explica todo. Ahora bien, a la hora de entender el gráfico habría que tener en cuenta que el tráfico generado por un video es uno o dos órdenes de magnitud mayor que el tráfico generado por una web. Es decir, un vídeo genera 10 veces más tráfico que una web. Sólo por esto, el tráfico web va a verse drásticamente reducido al compararlo con el tráfico total de Internet.

La segunda reflexión es dónde entran MegaUpload, RapidShare y todos los servicios de almacenamiento masivo de datos. Es evidente que esta forma de intercambio de archivos entre usuarios se ha hecho con el liderazgo del “mercado”, desplazando durante los 3 últimos años a los que hasta ese momento eran los reyes indiscutibles: la red eDonkey y los torrents. Entiendo que estos servicios se encuentran bajo el epígrafe web. Si esto es así, el gráfico debería reflejar una mayor reducción del tráfico peer-to-peer frente a este tipo de servicios.

Y para terminar, que pregunten a Mark Zuckerberg y a su Facebook si la web ha muerto.