Icecream Sandwich para Samsung Nexus S

Después de mucho tiempo leyendo sobre las maravillas del nuevo firmware de Android, por fin me saltó hace un par de semanas la actualización a Icecream Sandwich en mi Nexus S. Antes de comentar las ventajas e inconvenientes, recordar como he comentado en otras ocasiones que el uso que le doy al teléfono móvil a nivel de aplicaciones es muy orientado al mucho laboral: dos cuentas de correo, contactos y calendario en Gmail (la del trabajo y la personal), Hotmail para el Spam, no más de 10 aplicaciones contando Twitter, Facebook y FourSquare, y TripIt e Iberia para los viajes, y poco más. A diferencia del iPad, no tengo ningún juego instalado en el Android.

¿Ventajas de la nueva versión de Android?
En primer lugar, y por encima de todo, la gestión de la batería. Antes tenía que recargar el móvil todos los días por la noche, y ahora me dura día y medio entre semana, e incluso los 2 días los fines de semana. Todo esto suponiendo varias llamadas al día, un buen uso de Gmai y Twitter, y algún que otro check-in en FourSquare. Puede parecer poco, pero para mi es una mejora sustancial porque si algún día se me olvida recargar la batería, no estoy al límite desde el día siguiente por la mañana buscando el momento para recargarlo.
En segundo lugar, por fin se pueden realizar capturas de pantalla sin necesidad de aplicaciones externas.

Para realizar capturas de pantalla en Android basta con mantener pulsado la tecla de Bajar Volumen y Encendido simultáneamente durante 1 segundo

¿Inconvenientes?
Para mi gusto, y es algo inherente al propio sistema operativo Android, no sólo limitado a esta versión, el tema de los widgets. No les veo ningún sentido. Y no entiendo por qué, en el menú principal, después de listar las aplicaciones lista los widgets. Desde mi punto de vista pierde todo el glamour, pero bueno, no deja de ser una opinión personal.

Por lo demás, sigo muy contento con este teléfono móvil.

Screenshot Android 1

Screenshot Android 2