Globalización, guerra de patentes y… marketing?

Una patente es algo complejo de entender para la mayoría de los mortales. No me refiero al concepto en sí, sino a todo el aparato judicial que las envuelve. Y es que los usuarios de a pie suelen (solemos) tener 2 tipos de reacciones ante cualquier noticia relacionada que mencione la palabra pantente. De primeras, lo lógico y normal es pensar algo así parecido a “¿pero cómo les han dejado patentar eso?”. Y la siguiente reflexión suele ser más práctica, y muy posiblemente basada en el desconocimiento: los abogados de las grandes compañías tienen poco que hacer y quieren intentar sacar provecho a nivel económico de algún éxito de la competencia.

LG vs Sony

Esta reflexión viene a raíz de las últimas noticias relacionadas con la guerra entre dos gigantes de la electrónica de consumo: la surcoreana LG y la japonesa Sony (la cual, por cierto, es una empresa pública). Primero fue Sony quien demandó a LG por utilizar hasta 8 de sus patentes en sus últimos móviles lanzados al mercado. Entre estas patentes están el hacer streaming de audio con ancho de banda variable o las previsualizaciones de las capturas tomadas con la cámara del móvil. La respuesta de LG no se hizo esperar, solicitando la prohibición de las ventas de PS3 y Bravia tanto en Europa como en Estados unidos por violar una serie de patentes relacionadas con los reproductores Blue-Ray.

Lo curioso del caso es que un juzgado civil de La Haya ha enviado una orden a todos los funcionarios europeos de aduanas para retener todas las importaciones de PS3 durante al menos 10 días, de forma preventiva (según publica The Guardian).

Y el usuario de la calle, ¿qué gana con todo esto? Lo normal es que no gane ni pierda nada. Estas disputas legales suelen terminar con un acuerdo económico y la retirada de la denuncia, y según ha confirmado Sony, Europa tiene un stock de PS3 para aguantar 3 semanas más al ritmo de venta actual.

Pero a río revuelto, ganancia de pescadores, y en este caso se ha producido un movimiento que sí impacta en los usuarios: Microsoft aprovecha para reducir el precio de la Xbox 360 en sus múltiples variantes 50 euros desde el 1 hata el 15 de Marzo, una promoción orientada a captar usuarios que demuestra habilidad y reflejos. Hace unos días quemé mi antigua Xbox 360 y me cuestionaba si pasarme a la PS3. Pero un 20% de descuento es el argumento definitivo para permanecer fiel a la Xbox, y ya tengo la nueva Xbox 360 negra luciendo al lado de la tele. Bien, Microsoft. Bien.