eCommerce en el 2010: España vs UK

Los expertos siguen diciendo que el eCommerce en España está por despegar, pero hay una barrera que no va a ser fácil de superar: el precio de los productos. En cierto modo, y muy entre comillas, es lógico que las tiendas tradicionales sean las que tengan más sencillo dar el salto a la venta por Internet: cojo los mismos productos, los mismos precios, añado gastos de envío y listo. Esto no funciona. En Internet se compara (y mucho) antes de realizar la compra, y más de uno ya se ha dado cuenta de que al no tener tienda física, los gastos estructurales son menores y se puede jugar con el margen de los productos a la baja. Y una cosa es que los precios entre tiendas sean similares y otra muy distinta que estén a años luz.

Un ejemplo real a 5 de Diciembre de 2011: supongamos que queremos comprar 2 juegos para la Xbox 360: el Final Fantasy XIII y el Dante’s Inferno. Estos juegos salieron a comienzos del 2010 y ya no deberían encontrarse entre los top de ventas. Además, los juegos pertenecen a la misma región (Europa) por lo que no hay diferencias ni en el contenido ni en los idiomas que se incluyen. La búsqueda la he realizado en 4 tiendas online, 2 inglesas (Gamestation y Zavvi) y 2 españolas (Game y Fnac).

carátula Dante's Inferno Xbox360

Dante’s Inferno
Gamestation: 13 £ (15 € aprox)
Zavvi: 17 €
Game: 27 €
Fnac: 30 €

carátula Final Fantasy XIII Xbox360

Final Fantasy XIII
Gamestation: 19 £ (22 € aprox)
Zavvi: 17 €
Game: 30 €
Fnac: 30 €

El resultado llama la atención: en las tiendas inglesas, la compra oscila en un rango entre los 35 y los 40 euros, gastos de envío incluido, mientras que en las tiendas españolas la compra asciende a 60 euros, es decir, casi el doble. En un mundo globalizado, esto es insostenible. Entiendo que el motivo es porque no quieren competir con su canal de distribución tradicional y sus tiendas físicas, pero esta estrategia tiene los días contados.

Y esto en cuanto a precio, porque si nos fijamos en la experiencia de compra o en funcionalidades específicas como el buscador (cuanto daño hace el apóstrofe…) la diferencia es abismal.