¿Cómo vender licencias de software de forma creativa?

AdobeLa respuesta a esta pregunta la hemos obtenido de forma implicita después de estar charlando con Jeremry Clark, xd customer engagement de Adobe en el HQ de San Francisco. Adobe no podía dejar pasar una oportunidad como esta: el lanzamiento del iPad por parte de Apple, con todo lo que un nuevo gadget de este nivel conlleva. ¿El proyecto? Acercarse a dos de las revistas más demandadas en Estados Unidos por un target similar al del iPad, Wired y The New Yorker, para proponerles una aplicación nativa para este nuevo dispositivo que se convierta en un referente en el sector.

A primera vista se nota que las 2 revistas tienen un enfoque completamente diferente. Cada página de Wired es única. The New Yorker, sin embargo, llega al usuario mediante textos de escritores influyentes que hacen reflexionar. Ambas son un referente, y queda claro que el impacto de una acción de este tipo será alto.

¿Cuáles son las ventajas para Wired y para The New Yorker con este acuerdo?

  • En primer lugar, sacar un producto de excelente calidad para un nuevo dispositivo, contando con el apoyo y la ayuda de un equipo de primer nivel como el de Adobe.
  • En segundo lugar, con esta aplicación para iPad consiguen solucionar 2 problemas que no han sabido solucionar con sus webs:
    1. Llevar a la web la identidad de marca tan definida en sus revistas de papel al canal Internet
    2. El concepto de publicidad tan cuidada en los formatos de papel se desvirtua en la web, perdiendo gran parte del interés de los propios anunciantes.

En definitiva, y gracias al Apple Store y a la simplicidad de su proceso de compra, las aplicaciones para iPad consiguen extender el negocio tradicional de las revistas en papel a un formato digital de calidad, algo que ni Wired ni The New Yorker consiguieron llevar a su canal Internet.

¿Y las ventajas para Adobe?
Adobe se queda con el código fuente de un visor de revistas y magazines de extrema calidad, que exprime al máximo las capacidades tecnológicas del iPad, poniéndolo a disposición del resto de editoriales para las que se convierte en un “must”. ¿La clave? Incorporar a su producto InDesign las herramientas necesarias para generar el contenido en un formato compatible con este visor (y con el iPad en general), asegurando la venta de un buen número de licencias de este producto.

HQ de Adobe

Pensándolo con calma, es un movimiento muy inteligente por parte de Adobe: es cierto que el objetivo final es la venta de licencias, pero el proyecto para conseguirlo es desarrollar un producto de excelente calidad y aplicarlo a 2 grandes revistas de gran renombre en el mercado.

Merece la pena hacer un par de de reflexiones finales:

  • Los productos de calidad se convierten en referentes en el mercado, con todo lo que ello conlleva respecto a la generación de revenues en sus diversas modalidades.
  • El Apple Store se ha convertido en una plataforma que simplifica hasta el extremo la monetización de productos, sin importar si el precio es alto o es bajo. Esto va a poner las cosas muy difíciles a sus competidores.
  • Un último punto para comentar que aún hay camino por recorrer, como la posibilidad de que los usuarios realicen suscripciones periódicas a través del Apple Store, pero esto ya es cosa de Apple…

Por mi parte, un 10 a la estrategia de Adobe, y a los que tengáis un iPad, recomendaros estas 2 aplicaciones si es que no las habéis probado ya.