Brian Chesky, fundador de AirBnB

airbnb logo

AirBnB es una plataforma que facilita el contacto entre personas que disponen de casas o habitaciones con usuarios que buscan un lugar donde pasar una serie de noches. Es, junto a Uber, uno de los máximos exponentes de la economía colaborativa o economía compartida. El término en inglés para definir este tipo de soluciones es “marketplace”, una de las palabras clave que suele hace brillar los ojos de cualquier Venture Capital.

A simple vista puede parecer una aplicación fría, algo parecido a un buscador de hoteles, pero tiene un componente que marca claramente la diferencia con respecto a este otro tipo de buscadores: el toque humano y la sensación de estar en casa de otra persona, no en un hotel. Basta con abrir AirBnB y hacer una primera búsqueda para darse cuenta de que las casas y habitaciones que aparecen listadas perteneces a personas con nombre y apellidos que están poniendo a tus disposición su casa para ti. Esto que puede parecer un detalle sin importancia, hace que la experiencia sea totalmente diferente e infinitamente más cercana y personal (una de las grandes carencias de Internet hasta el momento): al entrar a una casa de AirBnB sueles poder hablar en persona con su dueño o encontrar pequeños detalles con los que el dueño intenta hacer que te sientas lo más en casa posible.

Para la persona que dispone de la casa, la ventaja es clara: poder sacar rendimiento económico a una propiedad vacía (puede ser mi casa habitual, una habitación, una segunda vivienda…) por días, sin las complicaciones de los alquileres a largo plazo, y de alguna manera estableciendo un vínculo de cercanía a través de los mensajes y comentarios con la persona que va a disfrutar de la casa a través de AirBnB.

Como curiosidad, Atherton, la zona más exclusiva de Silicon Valley, no tiene casas disponibles en AirBnB.

how airbnb started - small

Si AirBnB es una realidad, es gracias a su CEO, Brian Chesky. Brian Chesky no es el serial entrepreneur habitual de Silicon Valley, de hecho AirBnB es su primera start-up. Original de Nueva York, conoció a Joe Gebbia (co-fundador de AirBnB en la Rhode Island School of Design y tras mudarse a San Francisco decidieron montar Air Bed and Breakfast en el año 2008. Sin mucho éxito, entraron en uno de los programas de aceleración de Y Combinator, experiencia clave para convertir la idea original en la plataforma actual. Más allá de los números y del crecimiento exponencial, es interesante destacar – a diferencia de lo que suele ser habitual en startups de Silicon Valley – el carácter internacional de la solución ya que desde el primer momento tuvieron claro el alcance internacional abriendo oficinas en más de 12 ciudades repartidas por todo el mundo durante el primer año. Actualmente AirBnB está valorada en $10 Bn.

Este video muestra a Brian Chesky explicando el concepto de “economía colaborativa” durante la DLD de 2012 en Munich: